24 de julio de 2019

Entrevista a Elena De Toro

¡Hola, Elena! Es un placer entrevistarte para la web. Como ya sabes, te descubrí mientras curioseaba por Instagram: nada más verte supe que eras perfecta para iniciar la sección de entrevistas. Una chica joven y con una novela recién sacada del horno, ¡sin duda el sueño de muchos de nuestros lectores! Cuéntanos un poco de ti, ¿Quién es Elena de Toro realmente?

¡Hola, Sui! El placer es totalmente mío, muchísimas gracias por contar conmigo para dar comienzo a la sección de entrevistas de la web, ¡qué ilusión! Creo que la respuesta más simple a tu pregunta sería: Elena de Toro soy yo. Pero, claro, ¡supongo que eso no es suficiente! Soy una chica de Sevilla, tengo 21 años y el curso que viene entraré en cuarto de Medicina (¡y espero salir viva de él!).

No creo que le sorprenda a nadie saber que mis aficiones son la lectura, la música y, sobre todo, la escritura (aunque la verdad es que nunca escribo sin música, ¡así que están más o menos al mismo nivel!). Me encantan los gatos, dormir hasta tarde, Marvel y cenar pizzas de jamón y queso los sábados por la noche (mientras veo una película de Marvel, claro). Me arriesgo a decir que todo el mundo al que puedo llamar amigo sabe esas cosas de mí, por lo que espero que sea un buen punto a favor para los futuros lectores.

Elena, ¿En qué momento supiste que lo tuyo era escribir? ¿Fue una afición que siempre llevaste dentro o tuviste que descubrirla por el camino?

Cuando era pequeña lo único que escribía eran las redacciones que me mandaban de deberes en el colegio. Es más, en esos tiempos no tenía ni idea de que escribir podría interesarme tanto, más que nada porque nunca había salido de mí hacerlo. Solo escribía cuando era estrictamente necesario. Eso sí, leer leía muchísimo. Me bebía los libros. No solían durarme más de un día. Es posible que fuese por eso por lo que, según mis profesores, se me daba tan bien escribir. Pero yo nunca creí que eso fuera cierto. Al menos hasta que una de mis profesoras de Lengua y Literatura me obligó a ir al Concurso Coca-Cola Jóvenes Talentos “Premio Relato Corto”.

Recuerdo perfectamente lo enfadada que estaba por tener que ir. ¡Yo no había escrito así en mi vida! Y no fue hasta que gané ese concurso que me di cuenta de que, a lo mejor, sí que se me daba tan bien como decían. De que, en un futuro, podría tener una novela en mis manos con mi propio nombre. Como esas que yo tanto leía y que me encantaban. 

Es por esta pequeña historia por lo que creo que mi afición por la lectura fue un maravilloso descubrimiento, pero un descubrimiento que estaba encerrado en mi interior esperando el momento perfecto para florecer.

Es tu primera novela que ve el mundo editorial, pero seguro que existieron otras. Esas historias de baúl... ¿Qué pretendes hacer con ellas? ¿Intentaste publicar alguna antes?

Sorprendentemente, “No me mires a los ojos” comenzó siendo una historia de baúl. Es más, empecé varias novelas antes de retomar la historia de Natalia (¡y menos mal que lo hice!). Tengo bastantes novelas empezadas en mi ordenador. Algunas de una sola carilla, otras que llegan a las 100 páginas… Pero la verdad es que ninguna ha conseguido estancarse en mi cabeza y provocar que vuelva a abrir el Word para continuar con la historia. Bueno, miento. Hay una que sí. Pero de ella, por ahora, solo podría decir el nombre: “20 días”. ¡Aunque primero tengo que terminar las dos que tengo pendientes!

Si bien "No me mires a los ojos" ha nacido de ti al completo, ¿con que pedazo se queda tu corazón? Siempre hay un momento ¿no? Una escena, un personaje, un diálogo... Si tuvieses que quedarte con una pequeña parte de tu libro ¿qué elegirías?

Me resultaría muy difícil quedarme con una parte concreta del libro. Quiero decir, para entender la historia hay que leerla entera, ¿no? (aunque algunas cosas no se descubran hasta la segunda parte…). Aunque sí que podría quedarme con un personaje que ha conquistado mi corazón y que siempre tendrá un sitio en mi memoria. Y ese es Hugo. No solo forma parte de la vida de Natalia, sino también de la mía.

Es cierto que es un personaje que tiene su parte de ficción, pero también su parte de realidad. Y esto es así por Álvaro, mi pareja. El Hugo de mi historia. Y es con él con quien me quedaría. Porque me recuerda momentos que yo misma he vivido, frases que he escuchado y emociones que he sentido. Tan real que, si soy sincera, no sabría plasmarlo totalmente en la novela ni después de haberla terminado.

Un pajarito me ha contado que NMMALO es un proyecto muy personal, ¿en qué podemos verte reflejada? Cuéntanos un poco de tu novela.

¡Y tu pajarito tiene razón! Ya no solo es personal por ser la primera novela que termino y que consigo publicar, sino por tener partes de mi vida en ella. Y por tener partes de mi personalidad en la protagonista. Como ya he comentado en otras ocasiones, Natalia tiene un poco de mí, un poco de cómo era yo en el pasado y un poco de cómo me gustaría ser en algún momento de mi vida. Las personas que me conocen son capaces de verme a través de las líneas y estoy segura de que, quien quiera que lea la novela, será capaz de conocerme un poco más al terminarla.

Cuando llegó el momento de publicar, ¿estabas nerviosa? ¿Tuviste miedo? Muchos autores se han sentido infravalorados e incluso poco respetados por el trato recibido de algunas editoriales. ¿Cuál es tu experiencia? ¿Tuviste que intentarlo varias veces o fue a la primera? ¡Cuéntanos el proceso, por favor!

La verdad es que sí que estaba nerviosa, pero no tuve miedo en ningún momento. Sabía perfectamente qué era lo que tenía que hacer y que era posible que obtuviese una respuesta negativa de todas las editoriales a las que envié el manuscrito. Pero no fue así. Es más, no fui la única que se sorprendió cuando, en el primer mes después de haber enviado el manuscrito, cuatro editoriales se pusieron en contacto conmigo para publicar la novela. Entre ellas estaba Calíope, con la que terminé firmando el contrato. Y tengo que decir que no puedo estar más contenta y satisfecha, no me sentí infravalorada ni poco respetada en ningún momento. Mi opinión se tuvo en cuenta tanto para la edición como para la portada, pasando por todos los puntos del proceso de publicación. Esa fue una de las cosas que más me gustaron de la editorial. Y sé que tuve suerte de haberla encontrado a la primera.

¿Te planteaste en algún momento autopublicar? Es un dilema al que se enfrentan muchos autores noveles hoy en día. ¿Cuál es tu consejo?

No voy a mentir: me lo pensé. Pero quería intentarlo antes, quería ver si era posible conseguir que una editorial me eligiera. Quería agotar todas las posibilidades antes de autopublicar. Y no quiero que suene mal, no tengo nada en contra de la autopublicación. Me parece una opción tan válida como cualquier otra. Pero no era mi sueño. Sí es cierto que, si después de intentar todo no hubiese conseguido nada, a lo mejor hubiera autopublicado el libro.

Mi consejo es que cada uno siga su instinto y luche por lo que quiere. Si quieres autopublicar desde un principio, adelante. Como he dicho ya, es tan válido como cualquier otra cosa. Si quieres apuntarte a un concurso, hazlo. Y si quieres publicar con una editorial, inténtalo también. No hay mucho consejo que dar, pero sí es recomendable hacer lo que más te apasione y lo que crees que te va a hacer feliz. Al fin y al cabo es tu novela y de nadie más.

Ya estás trabajando en la segunda parte de NMMALO, ¿volverás a firmar con Calíope?

Me encantaría volver a firmar con Calíope tanto para la segunda parte de NMMALO, que se titula “No busques mi mirada”, como para las siguientes novelas. Pero no me cierro ninguna puerta. No sé si, en un futuro, intentaría publicar con otras editoriales un poco más grandes (como Titania, por ejemplo). No quiero sentir que cierro caminos por no intentar expandirme un poco.

¿Te gustaría probar algo fuera del género romántico – juvenil o sientes que ya has encontrado tu camino?

Es cierto que el género romántico – juvenil me encanta, y no desecho la idea de dedicarme a ese género el resto de mi vida. Pero, como siempre se ha dicho, es bueno salir de la zona de confort. El misterio me llama muchísimo, así que no sé si acabaré escribiendo una historia de crímenes y asesinatos algún día. O una historia de fantasía (aunque este género me parece uno de los más complicados y me da un poco de respeto adentrarme en él). Por ahora, las novelas que vienen en camino pertenecen al género romántico – juvenil, quién sabe lo que vendrá después.

¡Muchas gracias, Elena! Espero que NMMALO sea un exitazo y que podamos verte de nuevo en las novedades con su segunda parte. Un beso enorme de parte de Sui Géneris.

¡Muchísimas gracias a ti! He disfrutado muchísimo con esta entrevista, y espero que toque otra para la siguiente novela. ¡Un beso enorme!


¡La sección de ENTREVISTAS queda oficialmente abierta! No olvidéis seguir el INSTAGRAM de Elena y echar un vistazo en su WEB
Tras una de las autoras más idolatradas por los amantes de la lectura, Tali Marín, se esconde Natalia Gutiérrez, con secretos que no todos deben saber y que la mayoría no entenderían.
Sus grandes éxitos y las continuas fiestas no ocultan la aparente frialdad de la escritora, y tampoco su pasado. Pero su elaborada reputación parece romperse en mil pedazos cuando le conoce a él.
Hugo es la explosión que necesita Natalia para salir de ese mundo que ha conseguido construir unos muros llenos de rencor y frialdad, y que ahora serán puestos a prueba a base de miradas, roces y triángulos amorosos que deberá superar si quiere dejar de mirar atrás de una vez por todos.

Podéis conseguir "No me mires a los ojos" a través de Amazon o la Web de la Editorial Calíope

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

Sigue la web

Comments

¡Contacta!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *